Acaba el Seguro Social con el tortuoso proceso de incapacidad por maternidad, al brindar la posibilidad de tramitar en una sola visita, el certificado único de incapacidad, además si se planea atender el parto fuera del Instituto, la derechohabiente deberá acudir solo una vez a revisión.

No será obligatorio tomar 6 semanas de incapacidad previó al parto y 6 después, ahora se podrán traspasar hasta 4 semanas del periodo prenatal al postnatal.

Mikel Arriola, titular del IMSS explicó que con la reducción de vistas a la clínica por parte de la mujer embarazada, “nos estamos ahorrando 350 mil consultas, es un ahorro de 300 millones de pesos, con lo que podemos construir cinco unidades médicas familiares”.

Para más información se puede consultar la web: www.imss.gob.mx/maternidad