El acuerdo aeronáutico que entró en vigor este 21 de agosto entre México y Estados Unidos, aumentará las oportunidades de las líneas aéreas nacionales ya que cualquier aerolínea podrá volar a cualquier ciudad de los dos países, sin límites de frecuencia o capacidad, y se abrirán mercados de carga aérea.

A través de un comunicado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes detalla que este documento, que sustituye al que rigió desde 1960 y cuya más reciente actualización se produjo hace 11 años, genera las condiciones para que las aerolíneas mexicanas puedan competir con las de EU de manera efectiva, preserva el mercado doméstico para la industria nacional y promueve más y mejores alternativas para los usuarios.

Este acuerdo bilateral es resultado de una negociación iniciada a petición de las aerolíneas mexicanas y concluidas en noviembre de 2014.