Dos mujeres que formaban parte de una expedición en el zoológico Badaling Safari World, en Pekín, China, fueron atacadas por varios tigres. Una murió y la otra resultó herida.

Todo ocurrió cuando, aparentemente, una de las mujeres discutió con el conductor del auto y salió para ponerse al frente del volante.

Instantes después ocurrió la tragedia. Un tigre se lanzó sobre ella y se la llevó arrastrando. Acto seguido, el hombre y otra mujer descendieron del vehículo para tratar de ayudarla.

Los trabajadores del parque lograron rescatarla, pero no pudieron evitar que la otra mujer perdieron la vida durante el ataque.

El complejo, cuya atracción es ver de “muy cerca” a animales salvajes, permanecerá cerrado hasta que finalice la investigación sobre lo ocurrido.