Especialistas del Hospital Infantil “Federico Gómez”, realizan de manera innovadora una intervención no invasiva en tumores y malformaciones vasculares en el cerebro de los niños así como en epilepsia, mediante radiocirugía sin perforar el cráneo.

Este procedimiento consiste en la combinación de un acelerador lineal, resonancia y tomografía en el que el paciente a través de una máscara facial recibe múltiples rayos de radiación que atraviesan su cabeza, los cuales llegan sólo al tumor, sin dañar las demás estructuras funcionales. Esto ocurre del mismo modo que la lupa concentra los rayos solares sobre un punto en el papel hasta quemarlo.

Hoy es el único hospital del sector salud que la realiza la radiocirugía y uno de los pocos en Latinoamérica. De 2006 a la fecha 71 menores han sido intervenidos con este tratamiento.

El Jefe del Departamento de Neurocirugía, Fernando Chico Ponce de León, explicó que “este tipo de procedimientos es amigable y permite multitud de actividades que van tanto a escoger de forma correcta el blanco que se va a eliminar y la protección de las partes que se quieren proteger”.

“Es un programa benevolente porque no se somete a sangrado, no se ingresa a terapia intensiva, casi siempre se trata de un proceso ambulatorio, y la aplicación de radicación no dura más de 30 0 40 minutos”, aseguró el neurocirujano Luis Felipe Gordillo, médico del departamento de Neurocirugía.

Dado su alto costo, este procedimiento está subrogado por el Seguro Popular.