En Chiapas subían las tarifas..

El Pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) resolvió sancionar, por un total de 26.6 millones de pesos, a 7 empresas dedicadas al autotransporte de pasajeros en el estado de Chiapas, por incurrir en prácticas monopólicas absolutas, entre 2010 y 2014, que consistieron en la celebración de contratos, convenios, arreglos o combinaciones con el objeto o efecto de manipular los precios, así como para establecer la obligación de no prestar sino una cantidad restringida de sus servicios.

En un comunicado la comisión concluyó que existen elementos suficientes para acreditar la responsabilidad de las empresas: i) Sociedad de Autotransporte de Pasaje Teopisca, San Cristóbal y Villa de las Rosas, ii) Autotransportes y Servicios Turísticos Balun Canan, iii) Organización de Transportistas Emiliano Zapata de los Altos de Chiapas (OTEZ), iv) Zuriel, v) Ómnibus Cristóbal Colón (OCC), vi) Autobuses Expreso Azul (Aexa) y vii) Autobuses Valles de Cintalapa (AVC), por haber incurrido en las prácticas monopólicas absolutas previstas en el artículo 9 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) vigente al momento de su realización.

Los trabajos indagatorios se concentraron en el análisis de ocho acuerdos, en siete de los cuales se comprobó que estos transportistas incurrieron en acuerdos colusorios —celebrados entre distintas combinaciones de las empresas emplazadas y en diferentes periodos— a través de los cuales manipularon los precios y la oferta de los servicios que ofrecen en diversos tramos de las rutas Tuxtla-Comitán y Tuxtla-Tapachula, en el estado de Chiapas.

 

En su análisis, la Comisión estimó que los daños causados por la práctica colusoria fueron de al menos 43.8 millones de pesos para los usuarios de las rutas Tuxtla-Comitán, en tanto que los de Tuxtla-Tapachula se vieron afectados por un incremento de entre 5% y 8% en el precio de los servicios de transporte público de pasajeros.