Conoce esta amenaza para los menores.

¿Sabías que un acosador cibernético tarda entre 12 y 15 minutos en convencer a un menor de edad para que se quite la ropa? Esta práctica se conoce como groming que aún no es un delito en México

comienza con una breve charla, le pregunta primero los datos, en qué escuala vas, yo voy en esta, siempre buscando la empatía y si la persona se da cuenta de que el muchacho es rebelde, le dice, la ropa te la compró tu papá, vamonos quitando la ropa”

imageAsí lo dijo, Alberto Enrique Nava, profesor invetigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales y consultor de la Asocación Save the Children

Por su parte, Luis Ángel Ortiz, de la Unidad de Investigación cibernética de la Procuraduría General de Justicia capitalina, dijo que lo que va del año la Procuraduría General de justicia del Distrito Federal ha registrado cien casos de acoso cibernético o a través de redes sociales, pero al no estar tipificado como delito no se castiga y solo dos caos han sido presentados ante juez debido a que se comprobó distribución de fotografías con contenido pornográfico y amenazas

“la obliga y se quedan de ver en un lugar y empiezan las amenazas, voy a asistir a tu casa, cuando llega se da cuenta que es una persona adulta, que va ir dicte que la tiene que revisar para que posteriormente puedan tener relaciones sexuales”