FOTO LICITACIÓN-CNH-HACIENDADicen que influyo caída en precios de petróleo.

A pesar de haber sido calificado como un hecho histórico, el que el sector energético se abriera a la inversión privada para la exploración y extracción de  petróleo y gas  en aguas someras del Golfo de México, la primera licitación pública de la Ronda Uno, no fue tuvo una “competencia nutrida o el impulso esperado” al alcanzar sólo el 14 por ciento, reconoció el gobierno federal.

Y es que mientras el gobierno estimaba entre el 30 y 50 por ciento de colocación, de las 14 áreas contractuales sujetas a licitación, 12 se declararon desiertas y sólo 2 tuvieron ganador, el consorcio integrado por Sierra Oil and Gas, de origen mexicano, Talos Energy y Premier Oil PLC. Aunque se colocó a penas el 14 por ciento de los bloques y de las 9 empresas que participaron, sólo 7 presentaron ofertas económicas, el comisionado presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos Juan Carlos Cepeda,  dijo que se avanzó a paso firme.

Sin embargo el  funcionario, dijo que la caída en los precios del petróleo mermo el nivel de inversión de las empresas.

En su momento el subsecretario de Ingresos de la Secretaria de Hacienda, dijo que ante estos resultados se revisaran los valores de “postura” en las próximas licitaciones, para garantizar la renta petrolera pero también el interés comercial.

Cabe mencionar el fallo final, es decir el otorgamiento de los primeros 2 contratos de utilidad compartida a privados se hará a más tardar este viernes. Los 12 bloques que se declararon desiertos serán retenidos por el Estado mexicano y podrán licitarlos en las siguientes fases de licitación de la Ronda 1. Las inversiones previstas para esta primera convocatoria se cae de 17 mil millones de dólares a apenas 2 mil 600 millones, también se reducirá la expectativa de generación de empleos.