Reconoce el gobierno capitalino que no se pusieron en marcha los 170 autobuses contratados para dar servicio provisional en el tramo cerrado de la Línea A del metro, lo que ha derivado en bloqueos sobre calzada Ignacio Zaragoza, por parte de usuarios inconformes con la escasez de unidades.

“Sabes que sucedió que no salieron completos los autobuses en la empresa, la empresa tuvo un retraso en el pago a sus operadores y por eso no estaba todo el parque vehicular”.

Sin embargo, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, aseguró que ya giró instrucciones al Metro para que atienda la problemática.

“Hay una instrucción para que se cuide que la empresa esté prestando el servicio en los términos que corresponde”.