Para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impresoEl embajador Jorge Lomónaco, representante permanente del Gobierno de México ante los Organismos Internacionales con Sede en Ginebra, Suiza, depositó el instrumento de ratificación del Tratado de Marrakech.

Al suscribir el tratado, México se compromete a establecer en la legislación nacional de derecho de autor una limitación o excepción relativa al derecho de reproducción, el derecho de distribución y el derecho de puesta a disposición del público, para facilitar la disponibilidad de obras en formato accesible en favor de los beneficiarios, siendo estos las personas ciegas, con alguna discapacidad visual o que no puedan de otra forma, por una discapacidad física, sostener o manipular un libro o centrar la vista o mover los ojos en la medida en que normalmente se considera apropiado para la lectura.

De acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda 2010, cinco millones 739 mil personas en el territorio nacional declararon tener dificultad para realizar al menos una de las siete actividades evaluadas: caminar o moverse, ver, hablar o comunicarse, escuchar, atender el cuidado personal, poner atención o aprender o alguna limitación mental, lo que en 2010 representaba 5.1% de la población total del país.

En México, la segunda causa de discapacidad es la visual y a nivel mundial se contabilizan 258 millones de personas, de las cuales 90% residen en países en desarrollo.