La Secretaría de Hacienda oficializó la aplicación del 16 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), para la compra de alimentos preparados en las llamadas tiendas de “conveniencia o de autoservicio”, al publicarlo en el Diario Oficial de la Federación.

De esta manera, la institución encabezada por Luis Videgaray dio a conocer la regla fiscal que tienen que seguir a partir de este mes de julio las tiendas como “Oxxo” y “Seven Eleven” al momento de vender productos como sándwiches, burritos, croissants o pizzas.

 

Dentro de esta categoría también se contemplan los alimentos preparados que sean destinados para su consumo en el lugar o establecimiento, como tortas o lonches, incluyendo las denominadas chapatas, pepitos, baguettes y  paninis.

 

Asimismo, las gorditas, quesadillas, tacos o flautas (incluyendo las denominadas sincronizadas o gringas), burritos (inclusive los denominados rollos y wraps), así como los croissants, incluyendo los denominados cuernitos.