Así lo dice el CCE.

A pesar de que el país está preparado para hacer frente a la volatilidad internacional, derivada de la crisis financiera que se vive en Grecia, empresarios consideraron que México debe actuar con prudencia.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, expuso que el escenario se complica sobre todo por los cambios que se esperan en la política monetaria de Estados Unidos, que apuntan a un alza en las tasas de interés.

Esto aunado a la situación en China y Europa, donde la economía sigue mostrando gran debilidad lo que  contribuye también a la incertidumbre.

“Lo que procede para México, sin duda, es la prudencia, para blindar las condiciones de estabilidad macroeconómica, máxime con finanzas públicas presionadas por un mayor déficit y con ingresos petroleros a la baja y sin que se perfile un repunte en el corto plazo”.

El líder de los empresarios a nivel nacional, dijo que a pesar de estos factores de atención, el país está preparado para la volatilidad internacional, y la segunda mitad del año luce más favorable para nuestra economía respecto a las tendencias más recientes.

Agregó que datos del Producto Interno Bruto demuestran una recuperación del crecimiento pero de manera moderada, por lo que estimo que el año puede cerrar con un crecimiento de entre 2.7 y 3 por ciento, y para 2016, lograr hasta 3.5 por ciento.

“Muy por debajo de las necesidades y potencial de México, pero mejor que los años previos y que el desempeño de economías similares, como las de América Latina”, concluyó.