Para evitar que se encarezca el costo del combustible en los estados que registran desabasto de gasolina, la Procuraduría Federal del Consumidor, (Profeco) se mantiene en alerta en  Coahuila, Nuevo León, Jalisco, San Luis Potosí, Colima, Aguascalientes, Puebla, Tlaxcala y Chihuahua donde hasta ahora no ha detectado irregularidades.

Por ello, la titular de la Profeco, Lorena Martínez aseguró que desde que inició el problema de abasto han desplegado operativos de verificación: “verificar básicamente dos cosas; el tema del respeto al precio de la gasolina y por supuesto que  el despacho de la gasolina sea litro por litro. En temas de abasto no es competencia nuestra pero hasta el momento vamos bien, no hemos identificado problema de precios pero si hemos identificado un problema de racionar las cantidades  en un sentido de tolerancia y para evitar que se recrudezca el problema hemos convenido con la industria poder desplazar el producto”.

La ombudsman de los consumidores, rechazó que exista acaparamiento  de gasolina e invitó a  los  compradores de gasolinas a no realizar compras de pánico y consuman cantidades y volúmenes adecuados para un usuario común, y no pretendan hacer  compras de grandes volúmenes.