Enrique Ochoa Reza se ha convertido este martes en el nuevo presidente del PRI.

Ochoa, de 43 años, tomó protesta en el histórico auditorio Plutarco Elías Calles, en las oficinas centrales del partido en la Ciudad de México.

El ahora presidente del PRI dedicó buena parte de su discurso a defender los logros del actual Gobierno y criticar los resultados de los dos presidentes panistas anteriores.

Ochoa Reza dejó para el final la corrupción, el espinoso tema que ha dañado la reputación del partido:  “Debemos reaccionar y denunciar la corrupción de los Gobiernos emanados de nuestras filas, exigir su fiscalización e incluso su destitución”, dijo Ochoa ante los aplausos de la grada.