La Secretaria de Economía manifestó su preocupación por la discriminación a las exportaciones de ganado mexicano al mercado de Estados Unidos.

En un comunicado la dependencia que encabeza Ildefonso Guajardo, explicó que la nueva iniciativa de Ley que se presentó en el Senado norteamericano sobre requisitos del etiquetado obligatorio de país de origen en Estados Unidos es incompatible con decisión de la Organización Mundial del Comercio.

Agregó que supuestamente esta nueva iniciativa de Ley pretende resolver la controversia sobre el etiquetado obligatorio de país de origen interpuesta por México y Canadá ante la Organización Mundial del Comercio, sin embargo en realidad la propuesta no resuelve las inquietudes de México, pues incluye el requisito de señalar el lugar de nacimiento, engorda y sacrificio del ganado, lo que continuaría incentivando la segregación en la cadena de suministro.

 

La Secretaria de Economía puntualizo que la aplicación de represalias en contra de Estados Unidos es inminente e inevitable, a menos que ese país derogue la legislación relativa a los requisitos del etiquetado obligatorio de país de origen.

 

Es importante destacar que en mayo de 2015, la Organización Mundial del Comercio concluyó la controversia a su favor, pero ante la falta de cumplimiento por parte de Estados Unidos, será un panel arbitral de la OMC  el que determinara el monto de las represalias que ambos gobiernos podrán imponer en contra de los productos estadounidenses, mismo que podría ascender a 3 mil millones de dólares.