El proyecto de decreto que expide la Ley del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, que pasó de la Cámara de Diputados a la de Senadores, debe incluir ciudadanos que puedan opinar y dar verdadera autonómia al CONEVAL, para no subordinarlo a alguno de los poderes Ejecutivo, Legislativo o Judicial

“Si la información para la medición de la pobreza sale del INEGI, que el INEGI, haga la medición y la haga pública y no el CONEVAL, pero la definición de la medición y de la metodología de la medición quede en manos del CONEVAL al igual que el algoritmo que utilizaría el INEGI para hacer ese cálculo”

Así lo dijo, Claudia Paola Debler, coordinadora del proyecto del Centro de Estudios Espinosa Yglesias