Ante el incremento de “extorsiones o mordidas “por parte de verificadores a negocios en la capital del país, patrones demandaron un “periodo de gracia” de tres meses, para que no se realicen inspecciones en estos lugares, hasta que tomen posesión los delegados electos.

En entrevista el presidente de la Coparmex en el Distrito Federal José Luis Beato, denunció que funcionarios de segundo nivel se han aprovechado del vacío de poder que existe en las delegaciones, para realizar actos de corrupción.

Por otro lado, el líder de los empresarios en la capital del país, no descartó que en el Distrito Federal se estén dando extorsiones por cobro de derecho de piso.

Sin embargo, indicó que es difícil determinar cifras debido al temor a realizar denuncias.