10 millones de pesos costará el operativo de distribución de agua potable con 530 pipas en la capital, para enfrentar el desabasto del líquido que habrá este fin de semana debido a trabajos de mantenimiento en el Sistema Cutzamala.

“Las  530 pipas son las suma de delegaciones, Sacmex, bomberos, DIF, incluso nos facilitó Conagua 43, y estamos rentando 85, el costo debe andar sobre los 2 mdp y todo el operativo, a lo mejor son 10 millones de inversión”.

Ramón Aguirre, Director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, señaló que las pipas darán prioridad a hospitales, reclusorios y colonias que no lograron almacenar agua por la escasa presión que tienen.

Explicó que no se puede tener mayor número de autotanques porque alentaría la recarga del líquido en los 51 puntos de abastecimiento.

En conferencia, el funcionario señaló que los capitalinos tendrán que racionalizar el agua que hayan almacenado en cisternas, tambos o cubetas, ya que prácticamente una semana tardará en normalizarse el abasto del líquido en la capital, con el corte al suministro que inició la madrugada de este jueves y que finalizará el próximo domingo.

Aunque son 4 días de labores en el Sistema Cutzamala, la estabilización de la red tardará varios días.

“El servicio no automáticamente vuelve a ser el mismo sino que entramos en un proceso de presurización de las tuberías y estabilización de la red, restringir el uso del agua, no es la mejor temporada para lavar ropa, carros, utilizar agua en cantidades mínimas”. 

Ramón Aguirre, Director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, aclaró que hubo colonias sin agua desde la noche del jueves, pero por situaciones ajenas al recorte.