En el video se puede ver a Andy muy emocionado mientras juega al cajero.

Para Jeanie Robinson hacer las compras mientras cuida de su hijo Andy, quien tiene parálisis cerebral, es todo un desafío.

Sin embargo en una de sus visitas al súper el pequeño vivió una experiencia que lo hizo muy feliz.

Al llegar a la caja, la encargada le pidió que le ayudara a cobrar las cosas que llevarían, con esa acción no solo le hizo el día, sino que estaba tan emocionado que llegó a su casa a contarle a sus hermanos mayores y la sonrisa le duro todo el día, narró Jeanie en su cuenta de Instagram.