Como resultado de la visita de Enrique Peña Nieto a Francia, en donde el gobierno mexicano reiteró su compromiso de consolidar las relaciones con los países europeos para ampliar los vínculos políticos, comerciales y de cooperación, se reforzó la presencia de México en el mundo, atrayendo el interés de inversionistas internacionales.

En su reporte semanal, la Secretaria de Hacienda, detalla que la visita de Estado del Ejecutivo al país galo fue el resultado de una decisión compartida de reforzar la relación bilateral, en donde se destacaron las fortalezas de México como un país atractivo por los inversionistas por sus condiciones económicas, las oportunidades que brindan las reformas estructurales, entre otros.

Refirió que en la actualidad, Francia es uno de los principales socios de México en la Unión Europea; la inversión acumulada histórica de Francia en México es del orden de mil 300 millones de euros, de los cuales cerca de 900 millones llegaron en los últimos dos años.