Para que la Navidad y Año Nuevo te dejen un sabor embriagador, claro, sin excesos, la mejor opción son los vinos mexicanos, que para esta temporada pone en tu mesa 500 etiquetas provenientes de los Estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sonora y Zacatecas.

Ya que se espera que sirvan 25 millones de copas de vino mexicano, que significan alrededor de 500 mil cajas de vino de mesa, informó Daniel Milmo Brittingham, presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV). Hoy la industria del vino está representada por más de 100 bodegas. Y se producen alrededor de 2 millones de cajas de vino de mesa anualmente, sin embargo, de acuerdo con los registros históricos, durante octubre, noviembre y diciembre, se consume una cuarta parte de ellos, es decir unas 500 mil cajas.

En torno al consumo per cápita de vino de mesa, éste subió en tan sólo 5 años,  de casi 500 mililitros en el año 2010 a 750 mililitros en 2015, lo que significa que el vino mexicano está siendo reconocido. Lo que se ha visto representado en el aumento en las ventas, ya que durante 2015, se reportaron ventas de entre 6 y 10%, por encima del año 2014.