El presidente del Senado, Miguel Barbosa expuso ante legisladores de países de Bolivia, Venezuela, El Salvador, Argentina y Cuba quienes discutirán los avances de gobiernos de izquierda, que hoy para estos gobiernos es un reto poder acreditarse como un modelo alternativo de gobierno y poder atraer la opinión de la gente, y hacer de ella una forma de vida.

Al inaugurar el IV Encuentro Parlamentario del XXI Encuentro del Foro de Sao Paulo, destacó que “por eso aspiremos a que la izquierda sea una actitud frente a la vida y la sociedad nos identifique como eso, que podemos ser una alternativa diferente para generar condiciones de igualdad en la sociedad”.

Por su parte, la senadora Dolores Padierna señaló que a diferencia de lo ocurre en México, donde hay un Estado debilitado, al haber anulado los derechos de los trabajadores y de haber abierto de par en par las puertas al “libre mercado”, y de recurrir a todas las trampas posibles para evitar la llegada de la izquierda al poder nacional, “en otras latitudes avanzan las políticas post neoliberales que van configurando un nuevo modelo que no propone el aislamiento, sino la inserción en el mundo global, pero acorde a las necesidades de cada país”.

“A contrapelo de lo que aquí ocurre, vemos que en otras latitudes se recupera la rectoría del Estado en sectores estratégicos, cómo se redistribuye el ingreso cerrando la brecha de la desigualdad y cómo se han recuperado conquistas de los obreros y los campesinos”, refirió.