En los últimos 50 años se ha multiplicado veinte veces la producción mundial de plásticos, llegándose a generar 320 millones de toneladas, e las cuales 8 millones acaban en los océanos, dio a conocer Alejandro Laguna, oficial de información del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El experto detalló que esta situación provoca que en la actualidad existan 600 especies marinas afectadas por esa contaminación que también origina pérdidas en sectores como la pesca o el turismo.

El PNUMA lanzó la campaña #MaresLimpios, cuyo objetivo es que en el año 2022 se hayan erradicado los productos plásticos que generan el 90% de la basura marina en los océanos del planeta, misma que genera pérdidas de hasta 8 mil millones de dólares en los ecosistemas marinos.

La campaña dada a conocer en Bali, Indonesia, está dirigida a los gobiernos, el sector privado y los ciudadanos, e insta a la industria cosmética a dejar de añadir microperlas de plástico en sus productos de cuidado personal o a una severa disminución de la fabricación y consumo de los productos plásticos de un solo uso.

Si continuamos desechando productos plásticos a nuestros mares al actual ritmo, para 2050 habrá más plástico que peces, alertó el especialista.