La senadora Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta, consideró que la exoneración del ex presidente del PRI capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, de los delitos de lenocinio y trata de personas, será un caso más de impunidad y un descalabro para la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

La legisladora del PRD indicó que otro sería el derrotero para Gutiérrez de la Torre si las modificaciones a la legislación contra la trata de personas, aprobadas y turnadas por el Senado de la República, hubieran sido ya aprobadas por la Cámara de Diputados y publicadas, porque según el artículo 10 podría configurarse la tentativa del delito de trata de personas con fines de explotación, lo cual implicaría la imposición de 10 a 25 años de prisión y multas de cinco mil a cincuenta mil días de salario mínimo vigente.

La senadora de la Peña estableció que también basándose en el artículo 32 –de la reformas aprobadas por las y los senadores- podría sancionarse, con pena de 2 a 7 años de prisión y de 500 a un mil días multa, la solicitud o contratación a un medio impreso, electrónico, cibernético, o cualquier otro medio de comunicación, un espacio para la publicación de un anuncio que encuadre en cualquier de los supuestos de publicidad ilícita o engañosa con el fin de facilitar, promover o procurar que se lleve a cabo cualquiera de las conductas delictivas objeto de la Ley contra la Trata de Personas.