Con el fin de brindar información a pacientes con hemofilia, sus familiares así como capacitar a profesionales de la salud, se realiza el XXI Congreso Nacional de Hemofilia del 30 de julio al 1 de agosto. En México hay registrados 5 mil 221 pacientes, aunque se estima que aún faltan más de 2 mil personas en ser incluidas, muchas de ellas porque no saben que tienen hemofilia o porque no reciben tratamiento

Al inaugurar dicho congreso, Julieta Rojo Mediana, directora general del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea, explicó que se “ha planteado la posibilidad de crear en los diferentes Estados un comité o clínica de hemofilia que permita el trabajo conjunto con otros comités tales como la seguridad del paciente, el del expediente clínico, y el comité de medicina transfuncional para lograr así la atención integral del paciente con hemofilia”

La hemofilia es una deficiencia hereditaria de la coagulación sanguínea. Las personas con hemofilia no sangran más rápido que lo normal, pero pueden sangrar durante un periodo más prolongado. Su sangre no contiene una cantidad suficiente de algún factor de coagulación. El factor de coagulación es una proteína en la sangre que controla el sangrado. De no ser tratada adecuadamente, puede causar daños crónicos a las articulaciones o los órganos del paciente.