Empresarios en el Distrito Federal condenaron la aplicación del 16 por ciento de IVA  a los alimentos preparados que se venden en las tiendas de conveniencia o mini súper, como tortas, sándwiches, pizzas, hot dogs, burritos, sushi,  gorditas, quesadillas, sopas instantáneas  y guisados, ya que fomentará el consumo en el mercado informal.

 

 

Agregaron que la medida envía una señal muy grave, ya que demuestra que los negocios formales son cada vez más castigados mientras que el comercio informal sigue operando sin que la autoridad les exija ajustarse a la ley.

 

José Luis Beato, presidente de Coparmex, aseguró que el impuesto a estos alimentos es  una  ocurrencia que muestra la falta de sensibilidad del Servicio de Administración Tributaria.

Ante ello, advirtió se espera  un aumento de precios en dichos productos, lo que provocará  a muchos consumidores a comprar la comida rápida en los puestos informales. El líder de COPARMEX lamento que en la Ciudad de México el comercio informal tenga todo el permiso de operar en la impunidad, a plena luz del día y al cuidado y bendición de la autoridad, mientras que a los formales cada vez les aplican más presión.