Hasta este momento, el Vaticano no ha solicitado ningún tipo de dispositivo especial de seguridad con motivo de la visita del Papa a la Ciudad de México en febrero próximo.

“Fíjate que no, ha estado aquí ya en varias ocasiones su jefe de seguridad, hemos platicado con él, hemos recibido a su equipo, han utilizado nuestros helicópteros, han visitado también ya el área de monitoreo de la ciudad, el C4; y conocen ya toda la capacidad que tiene la capital”. 

Aunque aclaró que la seguridad del Papa Francisco radica en el Vaticano y el Estado Mayor Presidencial, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera señaló que la ciudad hará únicamente un despliegue policial con cerca de 20 mil elementos por las zonas que recorra el Sumo Pontífice, desde su salida al aeropuerto, hasta las visitas a Palacio Nacional, la Catedral Metropolitana, la Basílica de Guadalupe y la Nunciatura Apostólica.

Se cubrirá vialidades como Circuito Interior, Periférico, Insurgentes y Calzada de Guadalupe, entre otras.

Con respecto a las Llaves de la Ciudad, el mandatario local dijo que se tiene confirmado el acto público en el Zócalo, durante el trayecto de Palacio Nacional a la Catedral, aunque reconoció que la agenda puede variar.