Desde este miércoles y por tres años, la empresa Gas Express Nieto no podrá firmar contratos con ninguna dependencia del Gobierno del Distrito Federal, así como con ninguna delegación, esto a raíz de la explosión que ocasionó una de sus pipas el pasado 29 de enero en el Hospital Materno Infantil Cuajimalpa.

Así lo establece la Contraloría General de la administración local, mediante un aviso publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

El documento señala que no se podrán celebrar contratos con la gasera en materia de adquisiciones, arrendamientos o prestación de servicios.

Cabe destacar que a raíz del accidente que dejo 5 muertos y más de 70 heridos, el gobierno local canceló los contratos que tenía con la gasera por abastecer a toda la red de hospitales del Secretaría de Salud capitalina desde 2007.