Lamentó la corrupción en el escape.

Como un desafío al Estado Mexicano calificó el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, del Altiplano, el penal de máxima ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

El mandatario capitalino lamentó que por la corrupción haya fracasado el trabajo de inteligencia que se realizó para su captura en febrero de 2014.

“Es una pena que a pesar de los esfuerzos los riesgos que corra la policía y de los esfuerzos de coordinación de los gobiernos de los estados la corrupción de la gente de los penales, venga a dar un golpe como este, venga a afectar todo el trabajo, está claro que esto es un reto, es un desafío al Estado Mexicano y por supuesto que hay un enemigo común manifiesto que es la delincuencia organizada” señaló en conferencia de prensa.

Asimismo Mancera Espinosa detalló que para colaborar en las tareas de búsqueda del líder del Cártel de Sinaloa, se reforzó el operativo Escudo Ciudad de México, sobretodo por la noches y en accesos carreteros y el aeropuerto capitalino, además se mantienen en coordinación y comunicación constante con autoridades federales.