Por venderse más baratas, las bebidas adulteradas se consumen principalmente en establecimientos sin autorización donde acuden jóvenes, quienes pueden presentar daños a su salud como náuseas, dolor de cabeza y de estomago

Así lo dijo, Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios
“a principios de este año decomisamos casi 900 mil litros de tequila adulterado, vodka, roon. La recomendaciones es no comprar alcohol en los tianguis ni en mercados sobre ruedas, también revisar que los marbetes estén bien colocados, que no estén raspados, que la botella esté en buen estado, revisar que cuando abrimos la botella esté perfectamente sellada”