Durante esta temporada de calor se incrementan los riesgos para la salud y los efectos asociados a la exposición a temperatura ambiental alta, el “golpe de calor”, así como las enfermedades diarreicas agudas.

De acuerdo con el más reciente pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, en el Valle de México se prevén temperaturas superiores a los 30 grados Celsius, debido a un sistema de alta presión atmosférica.

Roberto Fayanás, jefe del Programa de Medicina Interna General del Hospital de Clínicas, explicó “En general cuando se habla de ola de calor significa que haya al menos tres días consecutivos con más de 30 grados de máxima”.

AQUÍ ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA RESISTIR AL “GOLPE DE CALOR”

– Toma más líquidos de los que acostumbras; no esperes a que estés sediento para beberlos.

– Consume alimentos muy livianos como frutas, verduras, ensaladas y evitar comidas copiosas.

-Evita tomar bebidas muy frías o muy calientes, alcohol, cafeína y azúcar en exceso, ya que aumenta la temperatura corporal y las pérdidas de líquido.

-No realices actividades físicas intensas, en ambientes calurosos o expuestos al sol en horarios entre la media mañana y la tarde.

Cabe mencionar que los menores de un año y los adultos mayores son los más propensos a sufrir un golpe de calor.

CONSEJOS PARA LOS NIÑOS

-No esperar que pidan agua. Hidrátalos continuamente, especialmente con jugos naturales. En el caso de lactantes dale pecho de manera frecuente.

-No los expongas al sol especialmente en el horario del mediodía. En caso contrario se debe utilizar ropa adecuada (sombreros, ropa de manga larga) y protectores solares adecuados.

-Bañarlos a diario.

-Evita que se agiten.

-No permanecer con los menores o personas adultas dentro de un vehículo estacionado y cerrado.