En México se registran 24 mil casos de hepatitis A, B y C, por lo que la Secretaría de Salud tiene en marcha tres estrategias: vacunación, sangre segura para transfusiones y acciones específicas para evitar el contagio por transmisión sexual,

Pablo Kuri, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que la mayoría de estos casos son de tipo A, que se trasmite a través de agua y alimentos contaminados, pero no genera un padecimiento crónico y se resuelve de manera natural.

De este total de casos, alrededor de mil 900 casos corresponden a hepatitis C, y 750 al tipo B.