Madre-Muere

 

Xiang Liujuan, de 30 años antes de ser devorada por unas escaleras eléctricas en un centro comercial de China, le salvó la vida a su hijo.

La joven madre subía unas escaleras eléctricas acompañada de su hijo, en el centro comercial Anliang, provincia de Hubei, cuando al llegar arriba, una placa metálica se desprendió.

De inmediato, la mujer y el niño resbalaron, pero antes de que las escaleras jalaran a su hijo, logró ponerlo a salvo.

 

 
Por desgracia, la mamá no pudo salvarse…