A casi tres años de iniciada la transformación del país, la tarea es perseverar su futuro ante los tiempos retadores que enfrenta, no es momento de arriar banderas ni de soslayar problemas, es tiempo de unidad y consolidar las reformas

image“nadie se desentiende de las dificultades, ninguno de nosotros rehúye los desafíos ni ignora las críticas, es cierto que los esquemas de seguridad han sido vulnerados, que el entorno económico dificulta el crecimiento y complica las condiciones de vida de muchos de los nuestros”

Así lo dijo, el líder nacional del PRI, César Camacho, al encabezar, al lado del presidente Enrique Peña Nieto, el acto “Unidad para Continuar la Transformación de México”.