La organización civil El Poder del Consumidor realizó una protesta afuera de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) para rechazar la entrada en vigor del etiquetado frontal porque mal informa a los consumidores, no es comprensible y no atiende las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en torno a que el consumo máximo de azúcar deben ser 25 gramos de azúcar, es decir, cinco cucharadas cafeteras

En conferencia de prensa, previa al mitin, el director del EPC, Alejandro Calvillo, señaló que este nuevo etiquetado “no es entendible, que todas las recomendaciones internacionales son etiquetados muy sencillos, está el etiquetado de Chile que entrará en vigor en un año, que es un sello que dice alto en azúcar, alto en sodio, alto en grasa, o alto en calorías. Está el etiquetado de semáforo que dice alto y en rojo, eso es lo que se requiere, información más detalla está atrás en la tabla nutrimental”

En tanto, dijo que sigue vigente el amparo que interpusieron para que dicho etiquetado sea considerado inconstitucional, ya que viola el derecho a la salud de los mexicanos.

En la protesta, exhibieron una carta de tamaño monumental donde expertos internacionales advierten del riesgo de nuevo etiquetado, ya que se hace creer “a los consumidores que una ingesta diaria de 360 kilocalorías (90 gramos) de azúcar es la ingesta diaria recomendada, es decir, 18 cucharadas cafeteras, lo que puede contribuir a agudizar la epidemia de obesidad y diabetes en México”.

“Desde el 2003, la OMS recomienda un máximo tolerable de consumo diario de azúcar añadido de 200 kilocalorías y, recientemente, ha propuesto disminuir este máximo tolerable de azúcar añadido a 100 kilocalorías, lo que equivale a 5 cucharadas cafeteras”, se apuntó en dicha carta.