FOTO INFLACION CINCO

La depreciación que registra el peso mexicano frente al dólar, impactará en la economía de las familias mexicanas, ya que electrodomésticos y alimentos de importación aumentaran su precio al consumidor final.

Y es que en las últimas dos semanas la divisa estadounidense ha alcanzado niveles de 16.64 pesos a la venta, provocando que el peso al igual que otras monedas del mundo se deprecien.

De acuerdo con Oliver Ambía Director de Departamento de Finanzas del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, esto provocará un incremento en el precio de algunos alimentos como pan y cereales de empresas trasnacionales.

Y lo mismo sucede con aparatos electrodomésticos de importación o por necesitar piezas de importación su precio al consumidor final se elevará.

Al respecto el especialista Oliver Ambía, recomendó a los ciudadanos tomar sus precauciones como evitar comprar artículos que estén fijados en precios internacionales y si no se puede posponer la adquisición esto debe hacerse antes de que haya un ajuste.