Nunca falta el automovilista negligente…

En Brasil un ciclista cargó auto y movió el vehículo para que dejara de estorbar el carril  de ciclistas.

Luego de esta hazaña el hombre siguió tranquilamente su camino a bordo de su bicicleta, aparentemente.