iapaEl Distrito Federal sigue siendo en el país un foco rojo en materia de consumo de drogas, advirtió Rafael Camacho Solís, Director del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en el DF.

“Las mujeres del DF beben más alcohol que el promedio nacional, en el DF se fuma más tabaco, se inhalan más solventes, se consume más drogas ilegales y médicas sin prescripción que el promedio a nivel nacional, sería como un foco rojo dentro del contexto de la República”.

Sin embargo, Camacho Solís, dijo que se ha registrado una disminución en el consumo de alcohol en hombres, debido al programa alcoholímetro que opera en la ciudad desde hace 12 años.

Y aunque es considerado un foco rojo, el DF registra una baja en el uso de aquellas consideradas legales como el tabaco, alcohol y solventes; sin embargo, va al alza el consumo de las ilegales como cocaína, metanfetaminas y marihuana, ésta con una tendencia al alza entre estudiantes.

“En el último mes en el DF, los estudiantes de secundaria y de nivel medio superior el 6.6 %de los estudiantes fumaron marihuana, es un número que nunca ha dejado de crecer y la tendencia dice que va creciendo y creciendo”.

El director del IAPA, detalló que en la ciudad, poco más de dos millones 98 mil personas abusan del alcohol y un millón 980 mil fuman, mientras que unas 509 mil han consumida drogas ilegales.

De esta forma el DF se coloca a nivel nacional como el número 1 en consumo de tabaco. En cuanto delegaciones, Azcapotzalco ocupa el primer lugar en consumo de alcohol y tabaco; Cuauhtémoc en uso de cocaína y metanfetaminas, Venustiano Carranza en inhalables e Iztapalapa en marihuana.

Lo anterior lo dio a conocer al poner en marcha el Centro para la Atención Integral de las Adicciones en la colonia Buenos Aires de la delegación Cuauhtémoc, donde se buscará prevenir y orientar a jóvenes adolescentes de esta colonia, así como de la Doctores. Aquellos menores que ya presenten un problema de adicción también serán atendidos y canalizados para su rehabilitación.

Este décimo centro inaugurado en la capital, cuenta con áreas comunes, salones, cancha de futbol rápido y piscina, para integrar a los jóvenes a actividades deportivas y recreativas, que los mantengan alejados de las drogas.

Estará atendido por médicos, psicólogos y trabajadores sociales.