Toma en cuenta estos consejos para evitar malestares.

Woman With SunscreamEl verano transcurre con plenitud en México, lo cual es evidente debido a los días de calor y sol intenso.

Sin embargo, en esta época del año se presentan varios factores que pueden poner en riesgo la salud, sobre todo por los efectos de las altas temperaturas y la exposición de los rayos solares

La piel es el órgano del cuerpo humano que está más expuesto al calor y la luz solar y por ende, el que más puede sufrir daños. Las consecuencias más evidentes son las quemaduras, las cuales incrementan los riesgos de  sufrir cáncer de piel. Aquí te damos algunas recomendaciones para evitar quemaduras solares:

 –       Una medida sencilla pero muy importante para evitar daños en la piel es mantenerse a la sombra.

–       Utilizar bloqueador solar en todo momento, aún en días nublados.

–       Usar prendas de vestir ligeras y de colores claros, así como sobreros y lentes de sol.

–       Limitar la exposición a la radiación ultravioleta (UV). Una manera de lograr esto es evitar permanecer afuera bajo la luz solar directa por un período prolongado, principalmente  entre las 11 y las 16 horas, cuando la luz ultravioleta es la más intensa.

–       En la actualidad se fabrican prendas de vestir ligeras y cómodas, que protegen contra la exposición UV, incluso al estar mojadas; estas telas tienden a ser de un tejido más estrecho, y algunas cuentan con un recubrimiento especial que ayuda a absorber los rayos UV.

–       Otra forma de prevención, es a través de la utilización de bloqueadores solares, los cuales ofrecen protección contra los diferentes tipos de radiación UVA y UVB. El factor de protección solar (FPS) se refiere al porcentaje de radiación tipo UVB que filtra. Por ejemplo: un FPS 15 filtra un 93 por ciento de la radiación, un FPS 30 filtra un 97 por ciento y un FPS 50 filtra un 98 por ciento. Para que el bloqueador solar sea efectivo se requiere aplicar la cantidad adecuada unos 30 minutos antes de la exposición a la radiación aún en días nublados, y reaplicar cada 2 a 4 horas, dependiendo del sitio de la exposición; esto no exime al paciente de cuidados adicionales para la piel.

 Woman Applying Sunscreen --- Image by © Royalty-Free/Corbis

El calor incrementa las enfermedades diarreicas y gastrointestinales, así como la deshidratación. En esta época es más fácil que los alimentos se echen a perder y ya no sean aptos para consumirse, sobre todo si no son manipulados adecuadamente o si  se encuentran en riesgo de contaminarse.

Por otra parte, el calor favorece la pérdida de líquidos en el cuerpo humano, situación que empeora en caso de presentar diarrea. Aquí tienes algunos consejos para prevenir enfermedades diarréicas y deshidratación:

–       Es importante lavarse bien las manos con agua y jabón, o bien utilizar alcohol en gel antes y después de comer, ir al baño o preparar alimentos, llegar a casa luego de utilizar el transporte o estar en espacios públicos.

–       Debes hervir el agua o desinfectarla con cloro antes de consumirla. También debes desinfectar  con tres gotas de cloro por litro de agua las frutas y verduras antes de ingerirlas.

–       Hay que evitar el consumo de alimentos en la calle, sobre todo los que se preparen con ingredientes crudos, como las ensaladas, jugos o licuados con frutas y verduras, así como alimentos con huevo, pescados y mariscos.

–       Consume alimentos bien cocidos o fritos. Esto es importante, sobre todo para prevenir casos de intoxicación o envenenamiento por consumo de alimentos en mal estado. Y si algún platillo presenta mal aspecto o un olor fétido, aunque sea muy ligero, debe ser desechado.

–       Si almacenas agua en cubetas o recipientes pequeños o medianos, suministrar una cucharadita de cloro por cada 20 litros; si es tinaco es recomendable utilizar un cuarto de taza de cloro para desinfectar el agua.

–       Hay que acudir inmediatamente al doctor si tú o algún integrante de tu familia presenta diarrea, náusea, vómito y debilitamiento corporal. Y evita automedicarte

calor-aguasfrescas

Un peligro que pocas personas advierten en estos días, es el llamado golpe de calor, el cual se debe a una deshidratación intensa y un incremento notable en la temperatura corporal, la cual puede incrementarse hasta por arriba de los 40 grados, es decir, a niveles de una fiebre muy alta. Toma en cuenta estas recomendaciones, para prevenir el golpe de calor:

–       Ponte en alerta si tú o tus familiares presentan síntomas como sed intensa, piel irritada sequedad en la boca, sudoración excesiva y sensación de calor sofocante.

–       También pueden presentarse otros síntoma que fácilmente pueden confundirse con otros malestares, como agotamiento y cansancio general, mareos, vértigo, calambres, dolores de cabeza o estómago. En casos más graves pueden presentarse desmayo y convulsiones.

ensaladas-de-frutas-a-la-venta-en-la-calle

–       En caso de presentar estos síntomas, es importante alejarse de los rayos solares, que la persona se ubique en un lugar fresco y con ventilación. Evitar actividades físicas extenuantes, beber agua y utilizar ropa ligera, para permitir que descienda la temperatura corporal.

–       Las personas que realicen actividades al aire libre o ejercicio físico, deben reducir el tiempo que pasen expuestos al sol. También es importante mantener bien ventilados las habitaciones, el hogar o el sitio de trabajo, para evitar que se acumule demasiado calor.

–       Es importante beber abundantes líquidos, y sobre todo proporcionarles agua a los niños y adultos mayores con frecuencia. En el caso de los bebés, se les debe de dar lactancia con mayor frecuencia.

–       No es conveniente beber líquidos con alcohol o cafeína cuando hace calor, incluso si están frías, ya que estas sustancias son diuréticas y favorecen la pérdida de líquidos a través de la orina.

–       También hay que evitar permanecer por mucho tiempo en ambientes cerrados, como el interior de un automóvil cerrado y estacionado. En este caso, nunca deben dejarse a niños, adultos mayores y mascotas en vehículos bajo los rayos del sol. Y si te encuentras en el tráfico, procura viajar con el aire acondicionado encendido o las ventanillas ligeramente abiertas.

child-in-car