Con saldo blanco concluyeron anoche las peregrinaciones en las que alrededor de seis millones de personas visitaron la Basílica de Guadalupe. 

El Gobierno de la Ciudad de México y la delegación Gustavo A. Madero contabilizaron un aforo de cinco millones 860 mil personas. Fueron proporcionadas cinco mil 545 atenciones médicas por molestias menores, 15 traslados por desvanecimientos, baja presión, un ataque al miocardio que fue atendido y una mujer con trabajo de parto. 

Para ello fueron instalados más de 10 puntos de servicio médico con más de 150 elementos de personal capacitado y se aportaron dos ambulancias del servicio de salud, y dos más del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM). 

La delegación Gustavo A. Madero, el Gobierno de la CDMX y la propia Basílica instalaron la Base Hércules para llevar a cabo el Operativo Basílica 2015. 

Durante la jornada fueron suministrados 626 mil litros de agua purificada en diversos puntos de hidratación, y fueron recogidas mil 207 toneladas de basura. 

Fueron instaladas tres  pantallas gigantes en lugares estratégicos y las cámaras de videovigilancia y bocinas alto parlantes permitieron la búsqueda y recuperación de personas extraviadas, así como la orientación e información a los visitantes. 

Es de destacar que no se presentaron comerciantes en la vía pública, lo que contribuyó al libre paso de los peregrinos. 

También se generaron células de trabajo conjunto entre la delegación, el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) y la Secretaría de Seguridad Pública para realizar visitas de verificación a establecimientos mercantiles de la zona. 

En total se efectuaron 422 apercibimientos con personal especializado en funciones de verificación administrativa para inhibir la venta de alcohol.

De igual manera se instaló una célula de operación conjunta para verificar el transporte público de la zona tras lo cual fueron desarticuladas dos bases clandestinas de transporte público que ponían en riesgo la integridad de los asistentes.