Debido a un bajo consumo de fibra, mayor ingesta de azúcar procesada, de alimento chatarra y poca actividad física, se estima que algunos niños en el Distrito Federal tienen una mala salud digestiva.

Un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México con 799 niños de 8 a 11 años de 18 escuelas públicas de tres delegaciones, demostró que casi la mitad de los menores padece flatulencias, gases y distensión abdominal.

El 35 por ciento padece dolor abdominal, 23 por ciento evacua tres veces o menos por semana, cuando lo normal es hacerlo como mínimo una vez al día y 33 por ciento evacua con mucho esfuerzo