La Comisión permanente hizo un llamado a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que refuerce sus actividades de monitoreo en tiendas virtuales y garantizar que den pleno cumplimiento a las disposiciones que establece la ley en la materia.

Asimismo, solicitó que la Profeco exija a los proveedores que ofrecen sus productos por Internet, que todos los términos y condiciones de venta sean lo suficientemente claros y precisos, los cuales deberán resaltarse en el sitio web con caracteres distintivos, notorios e indubitables.

En el dictamen aprobado, se señala que en México las compraventas virtuales en Internet obtuvieron ganancias de más de 121 mil millones de pesos en 2013, lo que ha representado un incremento importante en este tipo de transacciones.

Pese a la regulación vigente, y al constante monitoreo de las denominadas tiendas virtuales de parte de la Profeco, los proveedores siguen contraviniendo las disposiciones legales, y el consumidor no tiene pleno conocimiento e información del producto que va adquirir y sus condiciones de venta.