La noche del miércoles 7 de septiembre, Arne aus den Ruthen, ex City Manager de la delegación Miguel Hidalgo, llegó con su “Brigada AntiGandalla” a las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos en México, con la finalidad de retirar la valla metálica colocada frente a la representación diplomática, argumentando que se trata de una “muralla ilegal” que obstruyen el libre tránsito de los ciudadanos.

Minutos después, arribaron al lugar elementos de seguridad pública de la Ciudad de México, quienes impidieron la acción que realizaban alrededor de 150 voluntarios que acompañaban al ex funcionario.

Al ser cuestionado por los policías, Ruthen explicó que su “Brigada” busca liberar la vía pública como lo han hecho con otras personas que ocupan la calle de forma ilegal.

Arne Señaló que consultaron documentos y la Embajada no cumple con la ley, ya que inició el trámite para colocar la barrera, pero no lo concluyó.

Dijo que el artículo 41 de la Convención de Viena señala que Las embajadas están obligadas a respetar la ley del país receptor.
Algunos de los presentes fueron detenidos por desorden en la vía pública.