EL presidente del Senado, Miguel Barbosa, reconoció que hay preocupación en torno a la depreciación del peso, aunque consideró que las medidas adoptadas por el gobierno de subastar 252 millones aproximadamente de dólares diarios, son correctas, luego de una reunión que sostuvo con el gobernador del Banco de México, Agustín Cartens

En entrevista, señaló que “por tres razones fundamentales: los precios del petróleo no se van a reponer pronto; la planta productiva de Pemex está deteriorada, está disminuyendo, los nuevos yacimientos serán útiles hasta dentro de un año; y la planta productiva nacional también está bajando, o sea, distinta a la petrolera, lo que se produce en nuestro país está bajando”.

En tanto dijo que dicha situación es resultado de factores externos que a una decisión de política económica por parte del Gobierno Federal. “Así es que la situación no es fácil, los factores son externos básicamente, no veo una decisión de política económica interna que haya provocado esta situación; estamos inmersos en una mundialización de la cual estamos pagando las consecuencias”.