Autorizan al Gobierno del DF, demoler la casa en la calle Altavista 111, que se ubica en el talud de Santa Fe donde se han registrado derrumbes desde el pasado 27 de octubre.

Aunque un juez en Materia Administrativa, admitió iniciar el trámite de juicio de amparo contra la demolición de la vivienda, el impartidor de justicia aclaró que no se detendrá la orden de desalojo y demolición, como lo solicitan los promoventes.

El juez Juan Pablo Gómez Fierro consideró que de frenar la intervención del gobierno local, se afectaría el interés social y se actuaría en contra de las disposiciones de orden público, las cuales solo buscan evitar “un nuevo deslave con consecuencias de mayor impacto”, que afectarían a terceros e incluso a los quejosos que son los propietarios de la casa.

A pesar de que continuarán los trabajos de mitigación en la zona, el juez convocó a una audiencia el 1 de diciembre para que ambas partes aporten pruebas y se defina la medida cautelar.

Tras los deslaves, la vivienda quedó a orillas del talud, por lo que Protección Civil recomendó demolerla por el riesgo que implica en la zona.