El aumento que registra el dólar al venderse al menudeo en bancos hasta en 16.33 pesos por unidad, ha colocado a la industria nacional en un panorama no muy “alentador”, incluso agudiza su desaceleración.

Así lo advirtió el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) Manuel Herrera Vega, quien dijo que la inestabilidad cambiaria impacta de manera diferente en la industria nacional, ya que por un lado favorece a las empresas exportadoras.

Pero por otro lado afecta a todos aquellos sectores que importan gran parte de sus insumos  y que hoy comienzan a  reportar un impacto negativo, afectando aún más la desaceleración por la que atraviesa la industria nacional.

El líder de los industriales a nivel nacional agregó que el aumento en la paridad peso-dólar, aún no impacta en los niveles inflacionarios, sin embargo dijo que la volatilidad financiera  internacional, no deja ver, hasta cuándo habrá una estabilidad en el tipo de cambio, pero insistió en que será hasta septiembre, cuando la Reserva Federal de Estados Unidos, determine si incrementa sus tasas de interés.