En 2015, el ISSSTE ha destinado 15 mil millones de pesos para tratar cinco enfermedades crónico degenerativas, por ejemplo cáncer, insuficiencia renal crónica, hipertensión, diabetes y problemas cardiovasculares, que también afectan a mujeres antes de la menopausia, cuando lo común era después de esta etapa

Así lo dijo, Vidal González, Jefe de Hemodinámia del Hospital Regional “Primero de Octubre” del ISSSTE “el riesgo aumenta más en las mujeres después de la menopausia, pero estamos viendo ya también mujeres que aún no están la menopausia y tienen infarto al corazón, sobre todo porque tiene más factores de riesgo, evitar el uso del tabaco, hacer ejercicio, llevar una vida y dieta saludable para no tener obesidad, los pacientes que tienen diabetes tener un mejor control de diabetes, los pacientes que tienen hipercolesterolemia, tener un mejor control de ellos”