Gracias a campañas de prevención y a la aplicación de más de 357 mil vacunas contra la Hepatitis A y B, el índice de muertes por este mal ha disminuido en la Ciudad de México.

De acuerdo con la Secretaría de Salud del Distrito Federal, mientras en 2006 se registraron 247 defunciones, en 2013 la cifra pasó a 134 decesos.

La Hepatitis es la inflamación del hígado causado por cinco virus. En el caso de las tipo A y B, el contagio se debe al consumo de líquidos o alimentos contaminados.

La Hepatitis C, D y E, es resultado del contacto de fluidos corporales a través de relaciones sexuales o jeringas, por lo que se debe tener cuidado con tatuajes y perforaciones.

Si no se tiene cuidado con las hepatitis B y C, éstas pueden provocar cirrosis o cáncer de hígado.

Los síntomas de este mal son  fatiga, pérdida de apetito, fiebre y piel amarillenta.