El activista Stephan Brodziak, de la organización El Poder del Consumidor, denunció que la industria automotriz, en complicidad con el gobierno, han estancado las normas de emisiones de transporte pesado y ligero que son fundamentales para mejorar la calidad del aire.

“La Secretaria de Economía ha defendido con uñas y dientes los intereses de la industria por encima del interés superior de la infancia, por encima del derecho a un medio ambiente sano.”

Por ello urgió a los gobiernos federal y estatales a implementar políticas públicas de movilidad que fomenten el uso del transporte público y de la bicicleta, más que privilegiar el uso del automóvil.

Por su parte, Alan Jiménez de la organización Comunalidades, aseguró que otro de los grandes retos es garantizar que se acabe la corrupción en los verificentros.

“Que nos garanticen la transparencia, que nos garanticen que se acabe la corrupción, que se acabe el coyotaje, que se acabe el pagar porque te den un holograma.”