En el Reclusorio Norte, la Secretaría de Salud capitalina llevó a cabo la Primera Jornada de Salud dirigida a la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersexual.

Este fin de semana dentro del penal se colocaron diversos módulos de prevención de salud, mediante los cuales se ofrecieron tres mil atenciones a 100 internos.

Además se realizaron pruebas de detección de VIH, sífilis, hepatitis B y C; y se distribuyeron cerca de seis mil condones masculinos y 200 lubricantes.

También se brindaron pláticas sobre sexualidad, salud bucal, mental, prevención de adiciones, de violencia y discriminación, entre otras.

De esta forma, la dependencia asegura que el gobierno local refrenda su compromiso de garantizar el acceso a la salud como un derecho primordial del ser humano.