Como ocurre en todos los conciertos de las bandas legendarias, el Foro Sol se vio rodeado no sólo por vendedores ambulantes, sino también de decenas de revendedores con boletos para ver a los Rolling Stones.

Rolling Stones piratasEn cuanto a los comerciantes, les fue retirada su mercancía pirata en un operativo especial, ya que los apoderados legales de la marca levantaron una querella para decomisar los productos sin permiso.

Rolling Stones segunda fechaPor su parte, los revendedores ofertaban las entradas en varios miles de pesos, y de esto se quejaba el público: “Es una burla. Los que queremos comprar legalmente, en taquilla o internet, no podemos y llegas aquí y los revendedores tienen de todo. Los de pista que estaban en mil, los están vendiendo en tres mil… me han ofertado dos boletos, uno platino en 10 mil, y el de pista en dos mil… es que no manches, no dejan comprar al público, que yo quería cuatro, y ellos acaparan todo”.